Centros culturales: buenas prácticas para la integración territorial

0

2emelieu realizó una investigación con centros culturales autogestionados de Latinoamérica, como fruto de las cual compiló una serie de prácticas comunes que demostraron dar buenos resultados para lograr la integración de estos espacios con el territorio.

La colaboración con las asociaciones locales es el factor clave de la integración territorial. Los centros culturales mejor integrados son los que trabajan en estrecha colaboración con diversas asociaciones y organizaciones centradas en cuestiones de la sociedad, disciplinas artísticas o público específico. Sus objetivos son varios: temas culturales, sociales, ciudadanía, desarrollo.
>> Ver más en las entrevistas a los gestores de Corporación Cultural Nuestra Gente en Medellin, Colombia, mARTadero en Cochabamba, Bolivia, IMPA en Buenos Aires, La Fabrica Cultural en Cordoba, Argentina.

Algunos centros culturales independientes se integren a nivel local, contribuyendo a la educación artística y cultural en el área local. Estos centros trabajan mano a mano con las escuelas mediante la organización de espectáculos y talleres específicos regulares en los centros o en las aulas. Algunos de ellos dedican una gran parte de su programación a las actividades para los niños o los estudiantes, manteniendo fuertes relaciones con las universidades.
>> Ver más en las entrevistas a los gestores de Corporación Cultural Nuestra Gente en Medellín, Proyecto Casa B y La Redada en Bogotá, Colombia

La programación orientada al ciudadano, dedicada al empoderamiento individual o colectiva y a cuestiones locales hacen de los centros culturales lugares vitales para su público territorial. En algunos casos, la mejora de la vida de barrio es una de las prioridades de la misión cultural, a través de talleres de participación democrática y debates sobre los temas del distrito y perspectivas. Estos centros organizan actividades originales sobre temas de memoria e identidad local con el fin de diseñar un futuro mejor para el barrio. Otros prestan atención a la capacitación individual mediante la difusión de datos abiertos, compartiendo cursos abiertos y conocimiento, o fomento del espíritu emprendedor al acoger las incubadoras locales.
>> Ver más en las entrevistas a los gestores de mARTadero in Cochabamba, Fundacion COMPA in El Alto, Bolivia, Proyecto Casa B  en Bogota, Colombia y Casa Ida en Lima, Peru.

Para algunos centros culturales independientes, la integración local va con actividades al aire libre. Eso significa la programación de actividades artísticas y culturales en el espacio público (plaza, calles, parque) o en circuitos digitales, a través por ejemplo de radios gratuitas en línea.
>> Ver más en las entrevistas a los gestores de Fundación COMPA en El Alto, Bolivia, Casa Ida en Lima y Tambo de Bronce en Arequipa, Perú.

En los centros independientes a cargo de artistas y colectivos, la mediación cultural suele verse facilitada de forma natural. Los propios artistas pueden presentar sus trabajos y discutir el mensaje que quieren transmitir, animando a la audiencia para hacer preguntas y obtener educación en el arte. El intercambio directo entre un artista y su público hace que sea más fácil para cualquier tipo de público acercarse y entender el arte .
>> Ver más en la entrevista al director de La Redada en Bogotá, Colombia.

Otros artículos de “mejores prácticas” para espacios culturales

Fuente: 2emelieu

Comments are closed.