¿Conocés las Muestras Itinerantes de la Biblioteca Nacional?

0

Hace algunas semanas recibimos en Recursos Culturales un mail de la Biblioteca Nacional en el cual nos proponían dar a conocer la experiencia de sus muestras itinerantes, iniciativa de la cual no habíamos tenido noticias anteriormente. El proyecto nos pareció muy valioso, con un interesante recorrido, y con ejes que valoramos especialmente: federalizar la cultura y promover la interacción del público con el acervo patrimonial y las muestras de los espacios culturales. Digamos que también nos contagió el entusiasmo por darlo a conocer que brotaba de estas comunicaciones que recibíamos de la Biblioteca,, y sin dudarlo aceptamos la idea y prontamente recibimos un gran caudal de información que les compartimos. Con ustedes, las muestras itinerantes de la Biblioteca, contadas por sus propios gestores.

La Biblioteca Nacional Mariano Moreno -en pos de dar cumplimiento a una de sus misiones que es la difundir su patrimonio- ha implementado la itinerancia de numerosas muestras o exposiciones por diferentes ciudades del país, y también por el exterior.

Esta idea se inició de manera experimental en 2014, se fortaleció en 2015 y se comenzó a pensar de manera más programática consolidándose a partir del año 2016.

Las muestras itinerantes de la Biblioteca Nacional han sido previamente exhibidas en nuestras salas y están realizadas por curadores y equipos de investigación que proponen nuevas lecturas resignificando el valioso y variado acervo de la institución, que es patrimonio de todos los argentinos. En base a las propuestas de los curadores, las muestras son diseñadas por el Departamento de Diseño Gráfico, realizadas a través del Departamento. de Producción, el montaje lo ejecuta el Departamento de Exposiciones y Visitas Guiadas. Todas estas áreas interactúan activamente bajo la Dirección General de Acción Cultural y Diseño de la Biblioteca Nacional. Todo esto es posible gracias al trabajo permanente de bibliotecarios y personal de preservación y otras áreas que construyen, clasifican, ordenan y cuidan este patrimonio diariamente.

La finalidad de estas itinerancias no es sólo llevar este rico acervo a todo el país materializando de manera efectiva una política de federalización, sino que la intención es también promover la interacción en los lugares de destino con actividades afines a la temática de las muestras (charlas, debates, conferencias, visitas guiadas, jornadas de reflexión, etc.).

Asimismo, promover o incentivar que las personas donen documentos, epistolarios, libros, publicaciones o archivos fotográficos y documentales a la Biblioteca Nacional para que de este modo confluyan en al patrimonio nacional y no se pierdan.

Las muestras abarcan temáticas diferentes y están realizadas en base a acervos bibliográficos, hemerográficos, documentales, artísticos, fotográficos, de mapas, de historieta y humor gráfico y otros. En general, obras originales forman parte de las mismas y en otros casos se trata de facsimilares de alta calidad. La complejidad de las mismas también difiere, pero se trabaja para adaptarlas a las diferentes locaciones, ya sea con el equipo de Diseño Gráfico o con el de Exposiciones que se ocupa de adaptar los montajes. Cada exposición es guiada y acompañada por el curador de la misma en los diferentes emplazamientos.

Nuestros solicitantes son Centros Culturales, Universidades, Museos y Bibliotecas de los más diversos puntos del país. Se trabaja en forma colaborativa, esto es, compartiendo los gastos que implican los traslados, tanto de materiales como del personal.

Con el tiempo hemos ido descubriendo que la BNMM también cubre una necesidad en estos espacios, algunos de los cuales tienen una infraestructura apropiada, pero no cuentan con las posibilidades presupuestarias y de personal para generar actividades o exposiciones en forma permanente. Claramente, el costo de algo terminado que requiere sólo de una adaptación en montaje es mucho menor a tener que desarrollar todo el concepto y producción de una exposición. En este caso realmente les sirve lo que nosotros ofrecemos y además les inspira ideas para generar acciones a futuro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un poco de números

Un breve relevamiento de los últimos tres años nos indica cómo fue creciendo este programa de itinerancias y nos brinda un mapeo de la situación. Nos dice que estamos en el camino correcto y también que queda mucho por andar.
Citar una serie de números puede no parecer atractivo, pero es indispensable para entender la evolución de esta actividad.

En el año 2015 llevamos 6 muestras, en 8 itinerancias, a 7 ciudades de 3 provincias (La Pampa, Santa Fe y Buenos Aires)

En el año 2016 llevamos 8 muestras, en 13 itinerancias, a 10 ciudades de 5 provincias (Misiones, Chaco, Santa Fe, La Rioja y Buenos Aires)

En el año 2017 llevamos 13 muestras, en 23 itinerancias, a 16 ciudades en 9 provincias (Buenos Aires, La Rioja, Misiones, Entre Ríos, Córdoba, Santa Fe, Río Negro, Tucumán y Salta)

Durante el año 2018 hemos realizado y confirmado hasta diciembre 14 muestras, en 32 itinerancias, a 20 ciudades de 6 provincias (Buenos Aires, Tucumán, Santa Fe, Mendoza, Neuquén y Entre Ríos) aunque todavía puede sumarse alguna instancia más antes de terminar el año. Este año se registraron muchos pedidos de ciudades de la Pcia. de Buenos Aires.

La diferencia entre muestras e itinerancias se da porque algunas muestras han sido emplazadas en varias ciudades y a veces diferentes muestras han visitado una misma ciudad ya sea en una misma locación o en distintos espacios.

Así mismo, muestras como “Roberto “el Negro” Fontanarrosa” han viajado a Colombia en el marco de la Feria Internacional de Libro de Bogotá. Y “Mafalda en su sopa” y “Manuscritos literarios argentinos” fueron exhibidas en Río de Janeiro para la Bienal del Libro 2015.
Si bien estos desplazamientos fuera del país se organizan desde el Ministerio de Cultura de la Nación y con intervención de la Cancillería, nos permite decir que una muestra como “Mafalda en su sopa” -para dar un ejemplo- tanto puede estar en Río de Janeiro en representación de nuestro país, como en un Centro Cultural de Tucumán, con la misma calidad de material exhibido y sólo adaptando el montaje. Por eso decimos que además es una propuesta que genera equidad de acceso a la cultura.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Cuáles son las muestras?

Como señalamos, las exposiciones son de composición muy variada y también de diferente complejidad. En nuestro link: https://www.bn.gov.ar/muestras-itinerantes se puede acceder a la descripción detallada de cada una de las propuestas actualmente disponibles.

Pero para dar una descripción general podemos decir que las basadas en acervos fotográficos son las más sencillas de trasladar y emplazar y las que menos costos insumen. Luego hay otras como “Letras incaicas” y “La heráldica en los libros Ex Libris de la Biblioteca Nacional” que conllevan material de la Sala del Tesoro y requieren espacios con características más museológicas y contratación de seguros por las piezas originales. Otras, que son icónicas como la de “Mafalda en su sopa” o “Historietas x la identidad,” han tenido un largo recorrido.

Otro aspecto importante respecto de estas itinerancias, es que permite mostrar la variedad de acervos que tiene la Institución. No sólo de libros está hecha la BNMM. También están la Hemeroteca (que alberga las publicaciones periódicas -diarios y revistas- editados en el país), las salas de Mapoteca y Fototeca, el Archivo y colecciones particulares (documentación original de diversos donantes), la Audioteca y Mediateca (discos y partituras) y el Archivo historieta y humor gráfico argentinos, creado en 2012. y la Sala del Tesoro donde se encuentra el material más antiguo, y también importantes manuscritos. Las exposiciones se realizan buscando y cruzando información en toda esta riqueza.

Algunas de estas muestras tienen un carácter más vinculado a efemérides y por lo tanto tienen un tiempo de recorrido más acotado y luego se dan de baja, pero cada año vamos incorporando nuevas propuestas. También es necesario aclarar que no todas las exposiciones de la Biblioteca luego pueden itinerar, ya que hay algunas que se realizan en conjunto con otras instituciones (Embajadas, Museos, Archivos) y en ese caso parte de los materiales y documentos expuestos no pertenecen a la BNMM.

La interacción

Algo que nos gusta destacar de esta experiencia es la fructífera interacción que se produce entre la BNMM y los distintos lugares en que las muestras se han exhibido. No queremos que las muestras sean “un paquete”, algo que se lleva y que se monta como un decorado y luego se devuelve. Así, nuestras exposiciones suelen ser marco de numerosas actividades, visitas escolares, charlas, conferencias, jornadas, etc.
Escuchamos las necesidades de los solicitantes en cuanto a los intereses de su público y lo que podemos ofrecer y los orientamos. Del mismo modo debemos supervisar que los espacios ofrecidos tengan las condiciones apropiadas para exhibir aquello que se solicita a fin de garantizar un buen resultado.

Hemos tenido experiencias muy destacables y que nos han sorprendido con su nivel de interacción y compromiso: con la Universidad Nacional de Tucumán, por ejemplo, donde nuestras exposiciones fueron intervenidas por artistas locales o dialogaron con otras muestras de la misma temática.
Otro caso fue el de la Universidad Autónoma de Entre Ríos en la que trabajó un equipo de becarios para lograr accesibilidad a público con capacidades diferentes (elaboraron una visita para no videntes en la que se podía tocar las piezas con una guía en Braile y una visita con lenguaje de señas para hipoacúsicos).

La Rioja, Posadas y Chascomús se destacaron por una intensa actividad educativa con participación de escuelas, aunque en líneas generales los Municipios siempre tratan de llevar visitas escolares.
“Edificio de la Biblioteca Nacional. Historia de su construcción” es una muestra diseñada para un público específico de arquitectos e ingenieros y siempre es acompañada de una clase magistral o conferencia con participación académica y de estudiantes universitarios.

En ocasiones nos sucede que nos piden muestras de lugares muy pequeños, escuelas o bibliotecas de ciudades alejadas en las que no hay mucho acceso a la diversidad cultural, pero que tampoco tienen la estructura o el espacio apropiado para albergar una exposición y menos aún la posibilidad de afrontar los gastos que implican esos traslados. En ese caso los estimulamos a que dialoguen con su Municipio, o con una Fundación y que logren una acción conjunta que beneficie a toda esa comunidad.

El círculo virtuoso

Cuando el público percibe en una vitrina libros, documentos o fotografías que se exhiben en buen estado de preservación y que aportan datos, conocimientos, nuevas miradas, a la historia y a la cultura nacional, esto les inspira muchas veces a pensar en donar pequeños archivos personales o familiares, que de no tener ese destino podrían perderse o dispersarse.

Esto ha sucedido con particular énfasis respecto de los archivos fotográficos, documentales y de historietas y humor gráfico.

La muestra “Cartas de la dictadura”, por citar un ejemplo, comenzó con una donación y actualmente ya son más de 40 las donaciones que conservan en alrededor de 7.500 folios sobres, estampillas y cartas con textos de hombres, mujeres y niños, de todas las ideologías y religiones, que, en situaciones de libertad, cautiverio, o exilio dejaron testimonio de tiempos difíciles. Es un estímulo esencial para ayudar a pensar y entender que las historias son individuales pero unidas conforman la historia de nuestro país. Y ese Archivo ha crecido a partir de la exhibición de la muestra.

Algo similar ocurre con el Archivo de historietas y humor gráfico nacionales, que recibe permanentemente originales de dibujantes y guionistas de todo el país y en base al cual se han generado numerosas muestras que son muy exitosas. Del mismo modo que las que se basan en el acervo fotográfico donde es notable que en plena época de la fotografía digital, la fotografía antigua, de fines siglo XIX y comienzos del siglo XX suscita un gran interés en el público.

Esta experiencia de dar conocer los materiales de la BNMM, además de federalizar un patrimonio, cierra en un círculo virtuoso trayendo nuevas donaciones que es una de las vías de crecimiento del patrimonio institucional que es de todos los argentinos.

Fuente: Biblioteca Nacional Mariano Moreno

Comments are closed.