Para descargar: Ensayos histórico-críticos sobre los fundamentos del mecenazgo

0

La Fundación Arte y Mecenazgo ha publicado el cuarto cuaderno se su colección, titulado «Los cauces de la generosidad. Ensayos histórico-críticos sobre los fundamentos del mecenazgo». El trabajo es coordinado por Francisco Calvo Serraller, con la colaboración de Victoria Camps, José Antonio Marina y José Luis Pardo.

«Los Cuadernos Arte y Mecenazgo son una línea editorial que quiere aportar un mayor y mejor conocimiento de este ámbito desde una perspectiva económica y cultural. Especialistas nacionales e internacionales analizan e investigan todos aquellos aspectos relativos al sector del arte que inciden en el coleccionismo», se señala en la web de la Fundación, iniciativa de la Fundación Bancaria “la Caixa”.

Este material, que puede descargarse libremente, abarca los siguientes temas:

Breve historia del mecenazgo artístico, Francisco Calvo Serraller

“En primer lugar, es importante un recordatorio etimológico sobre el origen del término «mecenazgo», que se personaliza en el patricio romano del siglo I de nuestra era Cayo Cilnio Mecenas, ministro del emperador Augusto de notable fortuna económica que, además de alcanzar estas grandes cotas de poder, fue poeta aficionado y, como tal, protector de, ni más ni menos, Horacio, Virgilio y Propercio. En este sentido, por mucho que puedan rastrearse retrospectivamente los precedentes históricos de su actitud de protector de las artes, los datos que confluyen sobre su personalidad y acción tutelar nos proporcionan el primer perfil indistinto e incuestionable de lo que se ha decantado precisamente como «mecenazgo artístico» en general y, por lo tanto, de las peculiaridades de su trasfondo.”

Arte, mecenazgo y educación, José Antonio Marina

“Hay fundaciones o mecenas que se dedican a financiar programas para investigar enfermedades, o para luchar contra la pobreza, o para ayudar a establecer regímenes democráticos, y es evidente la conveniencia de hablar de su generosidad a los alumnos. ¿Puede el mecenazgo artístico competir con ellas como ejemplo de generosidad? ¿No es un mecenazgo de exquisitos y para exquisitos?

La propuesta de Arte y Mecenazgo me llega cuando investigo —desde la filosofía, la pedagogía y la historia del arte— el papel que la educación estética debe tener en los planes de enseñanza obligatoria, es decir, en los que definen el nivel cultural exigible a todos los ciudadanos. Somos conscientes de que se trata de un problema profusamente debatido a lo largo de la historia, y que están muy lejos los tiempos en que Platón consideraba que la perfección humana era un ascenso del alma de belleza en belleza hasta llegar a la contemplación de la belleza perfecta.”

Ética y mecenazgo, Victoria Camps

“Desde una perspectiva estrictamente conceptual, (…) habría que considerar el mecenazgo como una actividad que no sólo no merece reparo ninguno por parte de la moral o de la ética (utilizo ambos términos con el mismo significado), sino que se ajustaría plenamente a los principios y valores que las conforman. De ahí podemos deducir una primera consecuencia: si algo tiene que reprochar la ética al mecenazgo, será o bien que se utilice para encubrir algo que pervierta el objetivo primordial del patrocinio, o bien que se sirva de unos medios o dé lugar a unas consecuencias inaceptables o incoherentes con los principios éticos.”

¿A cambio de nada?, notas para una filosofía del don, a los noventa años de la publicación del ‘Ensayo’ de Marcel Mauss, José Luis Pardo

“En 1925, Marcel Mauss publicó en Francia un escrito titulado Ensayo sobre el don que estaba llamado a dar lugar a una larga y fructífera cadena de interpretaciones y a desempeñar un papel fundamental en los debates de la filosofía y de las ciencias sociales en el siglo XX. (…) Mauss confiesa en su trabajo que, al consagrar su esfuerzo a la institución social del don, cree haber dado con «una de las rocas humanas sobre las que están construidas nuestras sociedades»

Comments are closed.